Aunque el champagne no tardará en darle la bienvenida, ¡la gastronomía regional le reserva todavía unas cuantas alegrías!